Meditando sobre esas cosas...

A la gente le gusta hacer suposiciones acerca del amor, de las veces que uno se puede enamorar en la vida, les encanta suponer que lo saben todo acerca de esas cosas y que todas las personas se manejan por esos patrones de comportamiento en masa. Es cierto que hasta los más "duros" de vez en cuando nos enamoramos.

A mi edad (no tan corta pero tampoco, tampoco), sé que uno puede enamorarse más de una vez en la vida, y no son dos. tampoco tres, después del "primer amor", creo que lo que viene es aún tan amor como el "primero". Creo que todas las veces que nos enamoramos de verdad, cada una de ellas, resulta ser "la primera vez". Sí, porque uno ama de diferente forma y con la misma intensidad a cada una de esas personas.

Cuando alguien me pregunta a quién amé más, usualmente me detengo a pensar unos segundos y durante mucho tiempo no sabía qué responder porque era muy difícil diferenciar esos sentimientos tan intensos y sublimes.

Hoy, en cambio, puedo decir que los amé a todos por igual, sólo que de diferente forma. Creo que con cada ser amado somos distintos, es decir, no podemos ser la misma persona con todos porque sacan cosas de nosotros que, en ocasiones ni siquiera nosotros mismos sabíamos que estaban ahí.

Con los años cambiamos, evolucionamos en distintas formas y una de esas formas es nuestro modo de amar, con los años asentamos bases muy propias dentro de nosotros y la experiencia nos da el conocimiento que necesitamos para no "equivocarnos" en el camino.

En realidad, todos tenemos la capacidad de amar, sólo que a veces nos asustamos un poco. Ya sea que tuvimos una mala experiencia inicial y en adelante desconfiamos de todo y de todos, hoy sé que igual hay que lanzarnos porque los arrepentimientos son peores que vivir en carne propia el "amar hasta que duela".

Y, es verdad que en ocasiones nos lastimamos, porque no son las personas las que nos lastiman, somos nosotros con nuestras expectativas sobre ellas. Los idealizamos y nos cegamos, no podemos ver las cosas con claridad a quién tenemos en frente.

Así que, decidí seguir amando así, duro, con todo lo que puedo dar, porque por esta vida una sola vez pasamos y lo único que vamos a dejar son recuerdos. Nada más, personas tocadas con nuestra presencia. Abrazos, besos, miradas, esas cosas que no tienen etiquetas, que no tienen precio, que valen mucho y no se pueden comprar.

Tampoco se trata de ir por ahí entregándose a todo mundo, no. Simplemente que si sientes que puedes amar, hazlo. Si alguien significa muchas cosas lindas e importantes, darle su lugar, hacerle saber que nos importa, que sería bonito acompañarse hasta el final de este camino que es la vida y si no funciona, pues al menos sabrás que lo intentaste y no vivirás preguntándote ¿qué hubiera sido si..? o ¿si le hubiera dicho..?, y tantas otras preguntas que quedarían sin responder.


Por mi parte, voy a amar más, amaré así: hasta que duela. Porque ¿qué es la vida sin amor? 
Me declaro una precursora del amor, pero de ese amor bonito, de quererse bien, con respeto, con sinceridad y transparencia, amar hasta que se pueda y un poquito más. Amar hasta que ya no de más. 

Y de ser cierta la leyenda del hilo rojo, no perder la oportunidad de estar con ese amor por dudar o temer. Muchas veces no nos damos cuenta que el principio del dolor es el temor, todo sufrimiento comienza con un temor, seguido de dolor y de aferrarse a personas que ya no nos aman, e incluso que no amamos por no quedarnos solos o por temor de no encontrar a alguien que nos ame, porque nos cuesta salir de esa zona de confort. Me propongo amar, amar infinitamente, con todo lo que tengo y todo lo que soy, si me equivoco al menos sabré que lo intenté y podre volver a intentarlo hasta que me salga bien.




0 comentarios | edit post
Reacciones: 

¡Ven ya Shimbillita!


"Ven ya shimbillita" -  me quedé con esa linda frase, hoy no quiero hablar de nada pero quiero contarles TODO.


Primero agradecer a mis amigos de Shimbillo Films por la oportunidad de vivir nuevas experiencias y crecer profesionalmente.

Ahora sí, les cuento que tuve dos viajes extraordinarios, rogaba por las noches en mis oraciones salir de la ciudad y pasó; no puedo negar que pensaba en un viaje tal vez a la capital o una ciudad que no conozco, pero fue mucho mejor que eso, para ser sincera sólo quería irme por un tiempo aunque fuese corto y se cumplió.

Primero, fuimos en un lindo crucero que viaja por los ríos de la Amazonía, la comida era deliciosa, la atención de calidad, las habitaciones muy confortables, con aire acondicionado y agua caliente en la ducha, vimos paisajes hermosos, lo que más amé fueron los amaneceres en medio del río, en la fotografía podemos ver mis piernas hermosas (jajajajajajaja), y a través de la cortina se ve el río Marañón señores. No he sentido esa deliciosa sensación en ningún otro lado (tampoco es que conozca mucho), pero estoy segurísima de que en ninguna ciudad y hotel de lujo te puedes sentir tan lejos de todo lo malo que en medio del río, viendo el infinito cielo desde tu cama.


El sol, nos daba un espectáculo diferente cada día, pareciera que lo hace muy a propósito para enamorarme cada tarde. Tomé muchas fotos del sol, pero les pongo esta que me encanta para que lo disfruten conmigo.


La verdad es que en mi carrera profesional existen muchas posibilidades y una de ellas es la producción audiovisual, agradezco a Dios el haberme dado la sabiduría de escoger el camino que me daría a conocer las cosas más hermosas del mundo, empezando por la naturaleza. No hay regalo en el mundo que se compare a vivir de cerca estas experiencias.

Nosotros (el equipo de producción), trabajamos mucho, hacemos largas caminatas para lograr las mejores tomas y encantar a los ojos de quienes aprecian nuestro trabajo. Mas también tenemos momentos gratos, como este que les comparto en la siguiente fotografía, es nuestro guía entonando una canción encantadora. Después de un día de trabajo podíamos llegar al barco y tomarnos una taza de café caliente o comer comida deliciosa (ya lo había dicho, pero me encanta la comida sobre todo si es deliciosa).

Las noches eran a veces frías, a veces con muchos mosquitos en la cubierta, así que nos metíamos a los ambientes cerrados para evitar las picaduras, conocí a personas amables y colaboradoras, con quienes estoy agradecida, muy agradecida.

Esta fotografía corresponde a una de las primeras salidas que tuvimos a tierra, para capturar a las aves que habitan en este tipo de terrenos, se levantan muy temprano y hacen mucho ruido, no les voy a contar muchos detalles ya que quiero que vean luego el vídeo terminado y saquen sus propias conclusiones de la belleza que nos ofrece la vida silvestre.


Esa mañana salimos antes de que las aves despierten, el sol ni rayaba aún, había mucha neblina. Para que tengan una idea les pongo una fotografía de nuestro retorno al barco cuando ya irradiaba sus primeras luces el astro rey.


Luego, luego salió por completo pero no les mostraré la foto porque ya es bastante vanidoso el sol.

Recuerdo que buscábamos señal en nuestros teléfonos celulares, y cuando llegábamos o estábamos cerca a alguna comunidad entraban los mensajes y/o llamadas y me daba la sensación de no estar tan lejos de la ciudad.




 Bien, para no cansarlos, ahora les voy a mostrar algunos animalitos que registramos, primero están los bufeos colorados y delfines grises, nos acompañaron en casi toda la travesía, ellos están en casi todo el camino. Es hermoso verlos pescando, parece un festival de peces, a veces durante las noches cuando salía a cubierta para hablar por teléfono podía escuchar resoplidos en el agua, eran ellos merodeando de cerca.


Siempre pensé que el bosque es más seguro, y aunque los delfines no me asustan, sigo pensando que es mejor perderse en el bosque que caer en el río, considerando que no sé nadar.


 Los siguientes son los "cushuris", que son patos silvestres; aves con plumaje negro que viven

en la selva, se alimentan de peces y duermen en las copas de los árboles, hay miles de ellos y cuando vuelan juntos es todo un show para el espectador, son algo así como patos fitness.

Nosotros íbamos en el deslizador y ellos volaban al lado nuestro a toda velocidad. Un espectáculo incomparable.


También vimos serpientes, perezosos, y otros animales hermosos en su estado natural.

Insectos, arañas, plantas exóticas y medicinales, paisajes, si bien es cierto la selva se ve toda verde desde lo alto, parece un manto verde y extenso pero todo ese verde desde cerca tiene diversos escenarios, cada uno distinto al otro, todos hermosos y llenos de vida, diferentes tipos de organismos y microorganismos que configuran cada hábitat para que las diferentes especies de flora y fauna puedan existir en ellos.

En el siguiente post les contaré de mi segundo viaje a la selva, fue increíble y me dejó muchas lecciones de vida que me encantaría compartir con ustedes. les dejo con una fotografía que me gusta mucho también, se trata de mí en el puente colgante en medio de la selva, besos para todos.





0 comentarios | edit post
Reacciones: 

Sí, Él existe.

Sí pues, todos tenemos de esos días en los que estamos medio chiflados. Y quiero decir que sí, que hay un Dios, y que es bueno, es justo y es fiel.

Que cumple su promesa de estar sosteniéndote en medio de la tormenta, que te protege en la adversidad y pelea por ti.

Sí, si existe y es real, tan real como que nos despertamos cada mañana. 

Que en realidad no quiere que suframos, somos nosotros los fieles al castigo, sabemos que está mal pero ahí estamos, buscando bendición en los lugares equivocados, buscando amor lejos de Dios, cuando todos hemos escuchado alguna vez la frase "Dios es amor", pues hay que tenerla en cuenta más seguido porque es verdad, efectivamente Dios es amor y nosotros estamos como tontos buscando lejos de Él, encima nos quejamos como si Dios tuviera la culpa de las malas decisiones que tomamos.


Bien, sólo pasaba para recordarles y recordarme esto: Dios sí existe y es bueno.

Los quiero mucho, bendiciones.


0 comentarios | edit post
Reacciones: 

Stop.

Llegas a un momento en la vida en el que eres una "persona adulta", y tienes que resolver tus problemas, tienes que hacerle frente a la vida con la mirada altiva aunque tengas el corazón hecho añicos.

Llega ese día cuando pensabas que no podía ser peor y al guionista se le ocurre que sí, y ya fuiste.
Justo cuando pensabas que tocaste fondo, descubres que había un espacio más profundo al que caer.

Renunciar a todo, cuando todo es apenas el amor de tu vida (y pensabas que ya no ibas a amar a nadie), es como si la vida se empeñara en joderte. Es como si hubiera siempre una fuerza mayor que se ha empecinado con tu existencia y pareciera que siempre te está cagando (o tú la estás cagando).

Ya no sé qué es verdad y que no en esta tierra, he conocido tanta gente, he caminado tantos infiernos pensando que eran el cielo hasta que ardí.

Es como si el universo conspirara para darte un mensaje que no logras descifrar (o no te agrada el mensaje).

Y es justo ese momento cuando recuerdas que ya no tienes 15, que aún no terminas tu carrera y te quedaste sin fondos para pagar la universidad (o cualquier otra deuda), cuando te das cuenta que eres como un insignificante grano de arena en esta inmensa playa que es el mundo.

"No podría ser peor", piensas y resulta que siempre puede ser peor. Resulta que siempre hay más dolor, la vida se ingenia para torturarnos hasta el punto de creer que vamos a morir y no nos mata.

Si hay Dios, que me salve, que me atraiga hacia Él, que me abrace con sus alas y me diga que ME AMA.


0 comentarios | edit post
Reacciones: