Sí, Él existe.

Sí pues, todos tenemos de esos días en los que estamos medio chiflados. Y quiero decir que sí, que hay un Dios, y que es bueno, es justo y es fiel.

Que cumple su promesa de estar sosteniéndote en medio de la tormenta, que te protege en la adversidad y pelea por ti.

Sí, si existe y es real, tan real como que nos despertamos cada mañana. 

Que en realidad no quiere que suframos, somos nosotros los fieles al castigo, sabemos que está mal pero ahí estamos, buscando bendición en los lugares equivocados, buscando amor lejos de Dios, cuando todos hemos escuchado alguna vez la frase "Dios es amor", pues hay que tenerla en cuenta más seguido porque es verdad, efectivamente Dios es amor y nosotros estamos como tontos buscando lejos de Él, encima nos quejamos como si Dios tuviera la culpa de las malas decisiones que tomamos.


Bien, sólo pasaba para recordarles y recordarme esto: Dios sí existe y es bueno.

Los quiero mucho, bendiciones.


0 comentarios | edit post
Reacciones: 

Stop.

Llegas a un momento en la vida en el que eres una "persona adulta", y tienes que resolver tus problemas, tienes que hacerle frente a la vida con la mirada altiva aunque tengas el corazón hecho añicos.

Llega ese día cuando pensabas que no podía ser peor y al guionista se le ocurre que sí, y ya fuiste.
Justo cuando pensabas que tocaste fondo, descubres que había un espacio más profundo al que caer.

Renunciar a todo, cuando todo es apenas el amor de tu vida (y pensabas que ya no ibas a amar a nadie), es como si la vida se empeñara en joderte. Es como si hubiera siempre una fuerza mayor que se ha empecinado con tu existencia y pareciera que siempre te está cagando (o tú la estás cagando).

Ya no sé qué es verdad y que no en esta tierra, he conocido tanta gente, he caminado tantos infiernos pensando que eran el cielo hasta que ardí.

Es como si el universo conspirara para darte un mensaje que no logras descifrar (o no te agrada el mensaje).

Y es justo ese momento cuando recuerdas que ya no tienes 15, que aún no terminas tu carrera y te quedaste sin fondos para pagar la universidad (o cualquier otra deuda), cuando te das cuenta que eres como un insignificante grano de arena en esta inmensa playa que es el mundo.

"No podría ser peor", piensas y resulta que siempre puede ser peor. Resulta que siempre hay más dolor, la vida se ingenia para torturarnos hasta el punto de creer que vamos a morir y no nos mata.

Si hay Dios, que me salve, que me atraiga hacia Él, que me abrace con sus alas y me diga que ME AMA.


0 comentarios | edit post
Reacciones: 

Corrígelo, ámalo.

¡Libertad! Es el grito adolescente que cada púber interpreta a su modo.

Cada día hay más padres controlados por los deseos de sus hijos, antaño los hijos obedecíamos sin chistar o nos caía; en su momento no lo entendí pero hoy le agradezco infinitamente a mi madre todas las lecciones aprendidas, sobre todo porque este mundo está cada vez más difícil de enfrentar y de no haber sido por su carácter hoy yo sería una debilucha. 

No me ha tocado una vida trágica, gracias a Dios pero tampoco mi vida ha sido, hasta ahora, lo que soñé exactamente.

Cuando somos demasiado jóvenes para entender las cosas de la vida, creemos que lo que pensamos es lo correcto y que todos los demás están equivocados, que lo que hacemos no le afecta a nadie y que los que no piensan igual que nosotros son unos tontos "pobrecitos".

Recuerdo la primera y única vez que tuve un accidente de tránsito, contaba con apenas 19 años de edad y me sentía dueña del mundo, iba a más de 70km/h y un anciano se cruzó en mi camino, me lo llevé de encuentro (lo demás ya lo leyeron en un post antiguo, si me leen), bien el tema es que hoy recuerdo aquellos días de recuperación con mucha nostalgia y de alguna manera con cariño, porque a esa edad yo sentía que podía hacerlo todo sola, aún suena en mi cabeza las palabras de mi mamá diciendo: ve con cuidado - al mismo tiempo me recuerdo respondiendo mentalmente: qué jodida.
Pues, debí haber escuchado, debí haber tomado en cuenta sus palabras, sin embargo después del hecho fortuito ella, leal a sus sentimientos me atendió sin renegar una sola vez, yo ya no era un bebé y tenía que cuidarme, alimentarme, asearme, llevarme al baño y hasta leer por mí. Aún puedo visualizar como si hubiera sucedido ayer, la primera vez que pude bañarme sola después de ese accidente, tenía heridas expuestas que me dolían terriblemente, como si me arrancaran la piel; ella se quedó parada en la puerta del baño observando y aunque no suelo ser escandalosa, no podía evitar los gritos de dolor pero tuve que hacer tripas corazón al verla a ella llorar por lo que yo estaba sintiendo.

Entonces entendí que por más que uno esté "grandecito", le debe a "ella", a su madre el haberle amado sin condición, sin tiempo, sin quejas. Este momento de mi vida me hizo comprender que, si bien es cierto ella comete errores, a veces hace cosas que duelen, siempre será necesaria y fiel a mí, porque soy su hija, no necesita más razones. Desde entonces he comprendido que debo escucharla más y obedecer en la medida de lo posible, como dice ella: la desobediencia tiene su consecuencia. 

Cada vez que recuerdo los momentos más difíciles de mi vida, ahí está ella, a mi lado, apoyándome, animándome, a veces regañándome. Pero siempre está ahí. Sin importar lo que suceda.

Sé que ella sufre cuando yo sufro, que llora cuando yo lloro, que es feliz cuando yo lo soy.

Podemos tener amigos a los que queremos y abrazamos a nuestro corazón, pero las madres son otro lote, ellas no siempre son las mejores amigas pero de hecho, son las amigas más especiales.

No corregir a un hijo es no amarlo, darle todo es anularlo.

A mí me sirvió, tal vez no lo entendía pero el tiempo me ha enseñado a ver que era necesario.

Gracias mamá.


0 comentarios | edit post
Reacciones: 



Me declaro adicta a ti
a tu voz
a tu mirada
a tu sonrisa
a esa forma tan tuya de cuidarme.

Confieso que en tus brazos encuentro mi abrigo perfecto
que mis noches no son las mismas si tú no estás a mi lado
que despertar no es lo mismo cuando no estás.

Llámame cursi si quieres
sí, soy cursi
por amarte de esta forma tan loca y tan serena a la vez
porque a tu lado descubrí el cielo en la tierra.

Eres mi punto de partida para todo emprendimiento
eres el viento bajo mis alas
mi brújula 
mi horizonte.

Que la vida dure lo que tenga que durar
pero en lo que queda de la mía 
sólo quisiera despertar entre tus brazos
en tu mirada.

Eres mi dulce tormento y mi calma
mi calor y el frío cuando no estás a mi lado
Tú "eres el comandante de mis pasos elegantes
 el general de mis destinos y de mi boca el capitán".


Amarte es el regalo más hermoso que la vida me dio
justo cuando yo ya me había rendido
amarte es un placer
con tus manías
y tus virtudes
con tu forma de ver el mundo
con tu fuerza
tu inteligencia
tu forma de amarme.

Mi paz
mi guerra
mi descanso
mi desesperación 
mi calma
mi camino
mi obseción
mi silencio
mi punto de partida
mi fin
mi especial tesoro

Tú.





0 comentarios | edit post
Reacciones: